30 años ofreciendo calidad y servicio en limpieza de negocios, limpieza industrial, limpieza doméstica y mantenimiento

Claves para la correcta limpieza diaria de oficinas

10/06/2019 16:00:00

La limpieza diaria de oficinas es una labor esencial para proporcionar un ambiente seguro, acogedor y saludable a quienes trabajan en ella.

Aunque en cierto modo puede parecer un trabajo repetitivo, es importante no caer en la rutina y valorar tanto el mantenimiento de limpieza diario como las tareas específicas que se deben realizar con mayor periodicidad.

Encargar esta tarea a una empresa de limpieza de oficinas es la mejor decisión. Si te ocupas personalmente de ello es muy probable que muchos días estés tan cansado que acabes dejando tareas importantes sin hacer. Y la falta de limpieza es un espacio de trabajo puede derivar en problemas de salud de los empleados, desde alergias a infecciones, que les obligue a coger bajas laborales.

En todo caso tanto si esta tarea corre a cargo de profesionales como si lo haces tú, es importante conocer las claves para la correcta limpieza diaria de oficinas pues facilitarán el trabajo eficiente en el espacio.

Claves para la correcta limpieza diaria de oficinas.

1.- Haz un planning de tareas para un mes.

Especialmente si más de una persona se va a ocupar de las tareas de limpieza. Así dejarás claras cuáles son las tareas a ejecutar diariamente. Y qué día se asigna a cada una de las tareas que se deben hacer con mayor frecuencia.

Ten en cuenta que las tareas diarias son siempre las mismas y requieren similar trabajo y esfuerzo cada día. Por tanto, al añadir las extras, repártelas de modo lo más equitativo posible para que la persona encargada de este trabajo pueda llevar a cabo el mismo en su jornada laboral. Salvo que aumentes el tiempo de esta para dichos extras.

Es decir, si la tapicería se limpia dos veces al mes, no es necesario que un solo día se deban limpiar 2 sofás y 8 sillones. Puedes asignar uno a cada día de la semana y en dos semanas de trabajo se habrá completado esta tarea sin aumentar la carga laboral solo en uno o dos días.

2.- Vacía papeleras y ceniceros.

Retirar residuos es esencial para la limpieza y salubridad de oficinas. Tanto en el mismo espacio de trabajo como en los aseos. También los ceniceros en el exterior, si los hubiera. Y cualquier recipiente destinado a albergar basura o deshechos.

Limpiar estos objetos también es necesario. Y, según lo precisen, recuerda poner nuevas bolsas para recoger los residuos.

3.- Limpia el polvo a diario.

Este es un foco de infecciones, problemas respiratorios y alergias. Por ello eliminarlo cada día es una tarea de limpieza esencial. Tanto de los suelos como de otras superficies. La aspiración y el uso de paños con efecto electroestático es fundamental para no desplazar el polvo de un lugar a otro.

4.- Sé extremadamente cuidadoso con el material informático.

Limpiar este cada día es necesario, pero no puedes olvidar que es material caro y delicado. Por ello es importante que extremes las precauciones y no utilices productos ni objetos que puedan dañarlos durante su limpieza.

5.- Utiliza productos específicos en todo momento.

Para una correcta limpieza diaria de oficinas no puedes utilizar un producto multiusos. Cada superficie tiene diferentes necesidades y limpiar una pantalla de monitor no es algo que puedas hacer con el mismo producto que utilizas para limpiar cristales o los espejos de los baños. Del mismo modo las superficies de madera, PVC o granito tampoco se limpian e higienizan con los mismos productos.

6.- La limpieza de pavimentos, la última tarea de cada día.

Esto es clave para que queden limpias y perfectas para cuando lleguen los trabajadores a la oficina. Según el tipo de pavimento requerirá unas tareas de limpieza y mantenimiento. Mientras algunos son de fácil limpieza y desinfección otros como las moquetas requieren del uso de maquinaria y productos especialmente fabricados para ello y debes dejarlo a cargo de profesionales.

7.- Además de limpiar, recuerda la importancia de desinfectar.

Una oficina es un espacio cerrado compartido por varias personas durante un gran número de horas, y por ello la desinfección de mesas y suelos es fundamental. Pero no olvides desinfectar también cada día los principales elementos proclives al contagio de infecciones y enfermedades entre los usuarios: manillas de puertas, pasamanos de escaleras o interruptores son algunos de ellos.

8.- El orden va alineado con la limpieza, pero respetando la organización personal de cada espacio de trabajo.

Esta es una cuestión importante porque puede resultar molesta para los trabajadores. Puedes alinear una pila de libros para facilitar la limpieza y el orden, por ejemplo, pero no tiene sentido cambiar los objetos de un lado a otro de la mesa.

Estas claves te ayudarán a la correcta limpieza diaria de oficinas. Si tienes una PYME o estás iniciando un negocio y hasta ahora te encargabas de ello valora delegar esta en profesionales que te ofrezcan los resultados que deseas y podrás centrar tu esfuerzo en otras áreas en las que tu trabajo es más eficiente y necesario para el éxito del mismo.

 

Contacta con TARRACOCLEAN: Técnología avanzada y Personal cualificado en limpieza de negocios, limpieza industrial, limpieza doméstica y mantenimiento

© 2019 Tarracoclean - Todos los derechos reservados
iPortal8 Kdweb