30 años ofreciendo calidad y servicio en limpieza de negocios, limpieza industrial, limpieza doméstica y mantenimiento

Trucos para la limpieza general del hogar tras el verano

06/09/2018 11:48:50

Cuando termina el verano llega el momento de hacer una limpieza general del hogar. Aunque muchas veces cause pereza, es la mejor forma de recoger la ropa y objetos propios de la estación y sacar los de otoño e invierno.

Además, es necesario para higienizar la vivienda y dejarla limpia y fresca, más habitable para el mayor confort y mejor salud de quienes viven en ella. Los trucos para la limpieza general del hogar te ayudarán a hacer este proceso más sencillo y menos cansado.

Trucos para la limpieza general tras el verano.

1.- Aprovecha el cambio de ropa para deshacerte de todo aquello que no necesites.

El cambio de ropa personal y de hogar de temporada es el mejor momento para hacer verdadera limpieza, desechando aquello que no necesites. No siempre es fácil; muchas veces acumulamos "por si acaso" y, en algunos casos, hasta por cuestiones sentimentales. Si te cuesta deshacerte de ropa, hazte una serie de preguntas y actúa en consecuencia con tu respuesta:

¿Hay prendas de verano que no te has puesto ni un solo día? ¿Tus hijos han dejado pequeña alguna prenda y no la van a poder aprovechar al año siguiente? ¿Hay alguna prenda u objeto que sientas vergüenza al pensar en usarla por su estado o porque ha pasado de moda pero sigas guardando de año en año? ¿Al sacar la ropa de otoño o invierno has arrugado la nariz al ver alguna prenda?

Puedes hacer dos montones: uno con la ropa personal o de hogar que esté inservible y su único destino sea la basura y otro con aquella que puedas donar a alguna entidad u ONG que se encargue de recibir y repartir ropa entre quienes lo necesitan.

2.- Hazte un planning de tareas por estancias.

La forma más fácil de no dejarte nada sin limpiar y de no agobiarte con el trabajo es limpiar la casa por estancias. Haz un listado sobre los trabajos a hacer en cada una y táchalos a medida que estén hechos. Por un lado, evitarás que se te pase algo importante. Y por otro, te sentirás mejor al ver trabajos tachados, evitando que te agobie la impresión de que has estado horas limpiando sin haber logrado nada.

3.-Vacía por completo para una mejor limpieza y un mayor orden.

La forma de conseguir un espacio realmente limpio y en orden pasa por vaciar primero para limpiar y reubicar después. Da igual si se trata de un armario ropero, de estantes de libros u otros objetos, de los armarios de una cocina o de otro tipo de espacios. Solamente así lograrás la limpieza total y un espacio en orden y práctico.

4.- Cuelga las cortinas húmedas para que no se arruguen ni pierdan la forma.

Lavar la ropa de hogar puede ser agotador. Especialmente si en casa tiendes alfombras y cortinas pesadas. Un buen truco para la limpieza de cortinas, sobrecortinas y visillos es colgar las mismas en su ubicación permanente aún húmedas. Así mantendrán la forma y no se arrugarán ni quedarán marcas de pinzas en ellas.

Obviamente no todos los tejidos son iguales, y en algunos casos puede ser necesario un toque de vapor para que queden perfectas. Pero dejarlas secar con la ventana abierta y la persiana semibajada, cada una en su propia ventana, te ayudará a que luzcan un buen aspecto sin pasarte tiempo planchándolas.

5.- Utiliza el material y productos adecuados para facilitar tu tarea y mejorar el resultado.

Antes de emprender la limpieza general del hogar tras el verano, haz un listado de todo lo que necesitarás para ella: detergentes, trapos, cepillos y todo lo que sea necesario. Así podrás comprobar si tienes todo ello en casa o debes comprarlo antes de ponerte a la tarea.

La principal razón es que quedarse sin material adecuado a media limpieza es frustrante y agotador, te obliga a dejar la tarea a medias para ir a buscar lo que necesitas o a darla por terminada sin haberla llevado a cabo.

Pero también porque es muy cansado tratar de hacer ciertas tareas sin el material necesario. Por ejemplo, limpiar cristales con un utensilio apropiado es mucho más rápido y fácil que con un paño que suelte pelusa. Y el resultado siempre será mucho mejor. Así que te vendrá bien proveerte de los útiles y productos que precises para la limpieza general de tu hogar.

6.- Si lo ves necesario, solicita ayuda profesional.

Si no tienes tiempo ni ánimo para enfrentarte a la limpieza general de la casa, si esta genera discusiones en la familia por quién deberá ocuparse de qué, o si no sabes por dónde comenzar, valora encargar la limpieza de temporada a profesionales. Ya sea de toda la vivienda o de algún área concreta de la misma. Serán muy rápidos y eficientes y te ahorrará tiempo y trabajo.

Con estos trucos para la limpieza general del hogar tras el verano tu casa será más habitable y saludable, con un menor esfuerzo por tu parte.

 

Contacta con TARRACOCLEAN: Técnología avanzada y Personal cualificado en limpieza de negocios, limpieza industrial, limpieza doméstica y mantenimiento

© 2019 Tarracoclean - Todos los derechos reservados
iPortal8 Kdweb